domingo, 17 de mayo de 2009

los Músicos

Por el tejido acero, el sol se cuela

mientras la música, la caña y el humo

se mezclan en esta caja de concreto

Muelaegallo acaricia las cuerdas

y su melodiosa voz emana un quejido

ayer yo visite la cárcel de sin sin

Recuerdo la el licor hirviendo en mi

atonto mis sentidos y envileció mi juicio

como agua salada sorbida por naufrago

El Dañado es quien ahora canta las penas

trago en mano sigue con la tonada

yo tuve que matar a un ser que quise amar

Vi su cara fundida con otro cuerpo

Y como en la gallera la sangre se derrama

espolón mortal fue el filoso destello

Tomo uno de caña seco y volteado para afinar

al verla con su amante a los dos los mate

Por culpa de esa infame moriré…

Publicar un comentario