domingo, 17 de mayo de 2009

Mi primera lectura

Son las doce del día y un calor insoportable hace que mi piel se sienta como cerca de un horno. Trato de entrar a un lugar para hacer sombra, al hacerlo mis ojos se desenfocaron por un instante y luego recobran poco a poco su enfoque.
El aire acondicionado refresca un poco mi espíritu y saca el pequeño libro que estoy leyendo. Es una novela ecuatoriana la cual la encuentro entretenida. De repente el olor del libro despierta en mi, recuerdos queridos. Esos recuerdos infantiles que creía olvidados, poco a poco el olor me hicieron volver a aquel mayo de 1991.
El sol acariciaba mi piel con sus rayos y en el patio todos nos formábamos, de repente la directora comenzó a presentar a los profesores de los diferente grados, pero yo estaba distraído. La fila se comenzó a mover y yo con ellos, nos dirigimos hasta un pabellón con 6 aulas, nuestro curso entro en la primera puerta a la derecha, de repente mis ojos se apagaron y se volvieron a encender. Poco a poco recupere la vista y ante mí se presento una mujer cálida y tierna, era la profesora que como primera clase nos hice leer un cuento del Libro L.N.S.
Al abrirlo lo primero que note es ese olor especial del libro nuevo, comencé a ojear y lo primero que note fue un hermoso dibujo. Era un picaflor con una larga cola la cual estaba con fuego, un hombre que parecía naufrago estaba a lado de una fogata. Este cuento trataba sobre eso y fue la primera vez que quise ser escritor.
Esta profesora siempre me animaba a escribir, y a leer de este libro el cual fue mi primera inspiración. Sentía ese libro en mis manos como un papel rígido, pero a la vez un papel al que se le puede dar libre forma. No se parece al papel que toco hoy, pero tiene esa sensación sin forma.leyendo2si4
Todos esos recuerdo se agrupan en mi memoria y una lagrima corre por mi mejilla. María Cevallos esa tierna profesora que me indusio la literatura ya no se encuentra en este mundo. Hace dos años que la despedí justamente en esa institución en la que la conocí, pero el gran regalo del amor a la literatura que me dejo hará que viva en mi recuerdo muerdo y en estas líneas por mucho tiempo.
Publicar un comentario