jueves, 15 de abril de 2010

adios Juglar ronco

Para Fernando Artieda
Te nos fuentes en quincena; guayaco sabido;
es que estando recién cobrados, pues
le cobraste a la vida todas las deudas;
todo lo que en alguna forma te fue negado.
La utopía de tu Ecuador para adelante,
El desarme de las guerrillas traidoras
La paz en este desolado planeta,
Todos esos sueños de muchacho pendejo
que jamás se olvidan ni aun en la vejez.

Les pagaste a todos tus deudores
a todos aquellos que fueron ejemplo para ti;
a Ernesto Cardenal, al che Guevara y
a todos los que murieron con la libertad en la boca,
tambien lo hiciste al plantar tu poesía e ideales
en los que hoy te honran y siguen tu senda.

Y te quedo el vuelto para subir al cielo
allá donde J.J. y CARR, tus panas
y con el pueblo al que tanto describiste
al que tanto celebraras en tus poetas:
cuenteros, contrabandistas, estibadores,
peroles putas, mariguaneros; toda esa la gallada
que con buena música y unas bielas
te esperan en ese rincón bohemio.

Tú cuerpo se nos ha ido pero la voz sigue viva
pues tu escritura nos habla la plena,
nos grita !Ahora solo nos queda Barcelona!;
Barcelona y tu literatura popular, inmortal.
Publicar un comentario