miércoles, 26 de junio de 2013

Temores Humnanos

Y la noche devora al pálido día,
todas las criaturas siniestras despertaron
y caminan por la penumbra del manto negro
esperando al cansado viajero noctámbulo.

Agazapado, en su oscuro disfraz de noche
alimentan la ilusión de maldades realizadas
y con sus ojos amarillos perdidos en el horizonte
esperando, aguardando, saboreando placeres postrero.

¡Quieto! hasta ver a su presa; descuidada y adormecida
no percibe el caminar de una ansia que se engorda.

Lo tiene a distancia de ataque, solo debe moverse y hacerlo
¿Se deleitara con la acción y saciara su ansia? ¡Lo Hará!
Publicar un comentario